La importancia de sentirse bien
Después de experimentar en carne propia las complicaciones que trae consigo el cáncer, de terminar mi vida laboral, y aprovechando mi profesión como enfermera egresada de la Universidad Nacional de Colombia, comencé a estudiar más sobre el cáncer, me convencí a mí misma que, si la vida me dio una segunda oportunidad debía ser para cambiar la de otros”.

cuando comprendí la importancia de sentirse bien

Comprendí la importancia de sentirse bien para la pronta recuperación de mi tratamiento oncológico y decidí hacer algo para solucionar radicalmente mis padecimientos. Viajé a otros países en busca de productos que optimizaran mi calidad de vida. Comencé a conversar con diferentes pacientes que atravesaban o ya habían atravesado este difícil camino, para comprender más las necesidades específicas que se les presentaron.

Comprendí entonces lo aprendido en mis viajes y confirmé la necesidad de que, en Colombia existiera una tienda oncológica especializada, así planeé su apertura. Duré muchos meses planeando y buscando los mejores productos Especializados Para Oncología hasta que sentí, ya era la hora de salir a la luz.

Hace 15 años, el diagnóstico de cáncer era equivalente a muerte; hoy, ese sinónimo ha cambiado. La ciencia, la tecnología y los medicamentos han avanzado considerablemente y la expectativa de librar invicta la batalla es mucho mejor y más alta.

Sin embargo, si a esto le sumamos la importancia de sentirse bien, si aprendemos a manejar las emociones, las actitudes, la mente y nos apoyamos en productos cosméticos y estéticos, especializados para paciente oncológico, que nos ayuden a vernos y sentirnos bien, mejoraremos nuestro confort, nuestro bienestar y nuestra calidad de vida.

Te recomendamos leer: ¿Cómo superé mi diagnostico?

No hay mal que dure 100 años…

 Los miedos se van, comienza uno a sonreír por todo y a todos, comienza uno a soltar, a pensar en lo positivo, a seguir haciendo lo que más nos gusta, salir a la calle, caminar, pasear, compartir con la familia y amigos, ir al mar, ir a la piscina, jugar cartas, etc.

Después de haber visto los resultados con muchos pacientes que nos han visitado, estoy convencida de que el tratamiento médico es vital, pero no es suficiente. Si lo complementamos con confort, bienestar y calidad de vida, créanme que todo será más llevadero.

El Dr. Deepak Chopra, médico, escritor y conferencista indio nacido en Nueva Delhi, ha estado indagando desde hace años hasta qué punto inciden las actitudes y las emociones en el proceso de la curación de cualquier enfermedad.

Él dice: La mente puede ir más allá, más hondo y cambiar los esquemas fundamentales que diseñan el cuerpo. Puede borrar los errores del programa, por decirlo de alguna forma, y acabar con cualquier enfermedad, ya sea cáncer, diabetes, enfermedades coronarias o cualquier trastorno que haya desordenado el esquema general”.

En los años que llevo ejerciendo, he conocido a diversos enfermos de cáncer que se han recuperado por completo tras un diagnóstico terminal, personas que a priori tenían unos pocos meses de vida por delante. No creo que fueran casos milagrosos; a mi entender, estos fenómenos demuestran que la mente puede ir más allá, más hondo y cambiar los esquemas fundamentales que diseñan el cuerpo”. 

El Dr. Fermi Capdevila, coordinador de oncología médica del hospital de Igualada España, comentó al diario La Vanguardia que:

“no hay estudios cuantitativos sobre la incidencia de las actitudes, pero en el trabajo del día a día he visto que personas con una buena actitud hacia la vida, afrontan mejor algunos tratamientos, mientras que en los pacientes muy pesimistas se acelera la situación de deterioro

Así las cosas, Capdevila resalta de nuevo la importancia de sentirse bien.

Por su parte, Sadhguru, reconocido Maestro Yogui Indio, místico y fundador de la Fundación Isha, comento en uno de sus conversatorios:

“Así que, viniendo la declaración del doctor, todo depende de cómo lo tomes ¿Debo luchar contra esto? ¿Cómo puedes luchar contra un enemigo que no puedes ver? El cáncer, no es alguien, tú eres el cáncer una parte de ti se ha vuelto en tu contra (…)

En conclusión, el cáncer debe controlarse con tratamientos especiales, pero, la recuperación depende de la actitud con que te manejes frente a esa situación”.

Desde mi experiencia

Finalmente, parte de mi recuperación se dio gracias a mi fortaleza mental, gracias al cómo me preparé para enfrentar positivamente algo que pensé en principio acabaría con mi vida, gracias a que comprendí, “la importancia de sentirse bien”.

No es fácil ver con serenidad una situación tan difícil. Desde mi experiencia descubrí ciertos parámetros de orientación anímica personal que son muy útiles en nuestro proceso de recuperación. Hoy estoy preparada para compartirlos contigo y quienes te rodean para que salgas invicta de esta lucha.

En Livit somos más que una tienda. Queremos ser tu aliado, un apoyo en todo tu proceso, porque entendemos que una imagen corporal y mental más positiva, puede significar una mejor calidad de vida y por supuesto, una segunda oportunidad garantizada.

Agradecemos a los que han confiado en nosotros para permitirnos acompañarlos. Invertir para mejorar el confort, bienestar y calidad de vida, es fundamental para cualquier paciente y sus familias, el cambio, ¡se ve y se siente!

¿Qué te parece si hablamos?

Llámanos al 313 296 0908 y con gusto te atenderemos.

Livit, ¡siempre contigo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *