Efectos del tratamiento oncológico y cómo contrarrestarlos
Muchos son los efectos colaterales del tratamiento oncológico que pueden causar ciertas molestias a quien enfrente este proceso, siendo los malestares estomacales, debilitamiento de las uñas, el cabello y la piel y alteraciones del estado de ánimo (ansiedad, depresión) las principales causas de rechazo e incomodidad frente al tratamiento. Aún así, existen algunas alternativas naturales e incluso de bajo coste que pueden practicarse para mitigar dichos efectos.

Existen muchas formas naturales de reconfortar tu cuerpo durante la enfermedad y los efectos del tratamiento oncológico contra el cáncer. Algunos de ellos son tan básicos que nos olvidamos de usarlos, acciones como: dormir lo suficiente, respirar profundamente y pasar tiempo al aire libre, cambian el estado de salud positivamente. La naturaleza también nos proporciona otras opciones de curación.

Así mismo, existen alternativas naturales de las que muchas veces ignoramos su gran aporte, que pueden ser practicadas por el mismo paciente o de forma paliativa. El jengibre, los aceites esenciales y la movilidad energética, son algunos de estos. A continuación, exploramos sus potenciales beneficios:

Jengibre – alivia el malestar estomacal

Muchas personas confían en la creencia, practicada durante mucho tiempo en la medicina oriental, de que el jengibre puede aliviar el malestar estomacal. Es difícil encontrar evidencia concluyente según los estándares clínicos de hoy, pero algunos resultados de investigación indican que el jengibre es más efectivo que el placebo, para reducir las náuseas postoperatorias.

Antes de incluir en tus hábitos alimenticios esta bebida, consulta a tu médico si no existe inconveniente en consumirlo pues, se conoce de algunos medicamentos contra el cáncer que es mejor no combinarlos con este superalimento.

Maneras de Utilizar Jengibre

  • Haz un té de jengibre

Al té de jengibre se le atribuyen muchos beneficios: baja de peso, equilibra los niveles de azúcar en los diabéticos, ayuda a subir la temperatura en personas friolentas, es desinflamante, sube las defensas, relajante y por supuesto ayuda a disminuir las afecciones intestinales, entre otros beneficios.

Cómo prepararlo correctamente

Su correcta preparación, para obtener una bebida más concentrada consiste en: Para medio litro de agua utiliza un bulbo o pedazo de raíz de jengibre previamente pelado y cortado en finas rodajas, se deja primero hervir el agua y al soltar el hervor se pone en ella la raíz durante 20 minutos a fuego lento y tapado el recipiente. Este proceso garantiza una mayor extracción de su esencia.

Esta infusión si deseas, puede combinarse con otros ingredientes como canela, limón, naranja, frutos rojos, cúrcuma o miel.

  • Los masticables y los suplementos de jengibre

Estos dulces o suplementos pueden conseguirse ahora fácilmente en el mercado, sin embargo, si te gusta la cocina puedes prepáralos tu misma, así, aprovechar el poder terapéutico de la cocina y te alimentas saludablemente. Aquí te dejamos el link de la receta: Caramelos de jengibre

  • Cocinar con jengibre

Aunque es una costumbre oriental, la inclusión de esta raíz en la dieta occidental cada vez toma más fuerza. Simplemente, a cualquier alimento puedes agregarle una rodaja delgada de jengibre, verá como enriquece el sabor y a la vez, aporta sus beneficios implícitamente.

Aromaterapia 

“Desearía haber tenido conocimiento sobre los aceites esenciales cuando estaba en tratamiento”, comparte Eden Lackey, sobreviviente de cáncer de mama y defensora del bienestar. “Afortunadamente, los encontré después del tratamiento, cuando estaba tomando medicamentos debilitantes y lidiando con los efectos secundarios”, comenta. La aromaterapia ayudó a Lackey a recuperarse; ahora es representante de doTERRA, líder mundial en la producción de aceites esenciales

Los aceites esenciales se inhalan o se aplican sobre la piel. Debido a que son altamente concentrados, generalmente se mezclan y diluyen con un aceite portador, como el aceite de coco o de oliva.

Aceites Esenciales para los efectos Secundarios del tratamiento oncológico

Una mezcla ideal para dormir, incluye lavanda, mejorana, manzanilla romana, ylang ylang, sándalo y vainilla. Durante la recuperación de la persona en tratamiento oncológico, los sofocos y el dolor en los huesos pueden dificultar mucho el sueño. Este aceite esencial en un difusor que proporciona un efectivo alivio y bienestar.

Otro efecto adverso de la quimioterapia, es que puede debilitar las uñas de las manos y los pies. El aceite de árbol de té se puede usar en las uñas durante el tratamiento oncológico para ayudar a preservarlas además de ayudar a su crecimiento y salud.

Otro aceite muy apetecido para subsanar el malestar emocional entre otros causados por el tratamiento oncológico es el de Frankincense o aceite de olíbano, una resina aromática que se extrae del árbol de Boswellia sacra. Una esencia valorada desde tiempos bíblicos que se utiliza para mejorar el aspecto de la piel, para perfumar y para relajar. Pruébalo como apoyo inmune o como antiinflamatorio.

Tai Chi o Qigong – Alivian El Estrés  

En el taoísta chino y en algunas filosofías budistas, se cree que una “bioenergía” natural causa salud y curación; La enfermedad se produce cuando se bloquea o se debilita.

El Tai-chi y el Qigong son artes marciales basadas en la manipulación de esta energía a través del movimiento suave y la respiración intencional, una forma de meditación activa. Estos movimientos pausados sincronizados con una correcta respiración, proporcionan a la persona en tratamiento oncológico una excelente herramienta para disminuir los niveles de estrés, ansiedad o depresión que pueden aparecer como efecto secundario emocional.

Se les llama terapias “naturales” para los efectos secundarios del cáncer porque no requieren medicamentos ni equipos y están disponibles para todos. Te compartimos un tutorial con el que puedes iniciar desde casa: Calentamiento de Chi kung (Qigong)

Beneficios de la Actividad Física para Pacientes en tratamiento oncológico

Postura mejorada

Mejor equilibrio

Flexibilidad y resistencia

Reducción del estrés y la ansiedad

Mejora de los patrones de sueño

Te recomendamos leer: La Radioterapia. Efectos y Cómo combatirlos

Esperamos estos cuantos consejos sean de utilidad y puedas aprovecharlos al máximo, como ves, no requieren de mucha o nada de inversión y sus beneficios han sido abalados tanto por personas que los han experimentado como por algunos sectores profesionales de la salud.

Si tienes dudas sobre algún otro asunto referente a tu tratamiento oncológico y el qué hacer después de finalizado, llámanos al 313 2960908, estaremos ahí para asesorarte y ofrecerte los mejores productos.

Texto adaptado del original de AMOENA.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *