Cosmética capilar para pacientes oncológicos. ¿Qué es?
La caída del cabello durante el tratamiento oncológico puede afectar emocionalmente a quien lo padece. Aun así, debes tener en cuenta que es temporal y primero está tu salud. Ya el cabello regresará.

Durante años se ha estudiado la posibilidad de evitar la pérdida de cabello durante los tratamientos oncológicos sin éxito. Por suerte, en los últimos años se ha desarrollado el concepto de “Cosmética capilar” para pacientes oncológicos que se enfoca en apoyar el proceso de restauración del manto capilar y el cabello.

La caída del cabello, total o parcial es un efecto secundario de la aplicación de tratamientos químicos como la quimioterapia. Otros como la radioterapia, la terapia dirigida o el trasplante de células madre, pueden generar una caída parcial (en la zona tratada) es bastante frecuente.

Comparado con otros efectos secundarios, tal vez es el que más angustia. El miedo y la ansiedad nos invade. Nos enfocamos tanto en lo que vemos como “el deterioro de nuestra imagen física”, que descuidamos la parte emocional, tan importante para fortalecer nuestro sistema inmune.

Muchas mujeres optan por aislarse, perdiendo así la oportunidad de recibir la orientación y el tratamiento indicado, lo cual si retrasaría el proceso de recuperación tanto físico como emocional.

¿Por qué se me cae el cabello?

Primero que todo, aclaremos algo: la caída del cabello se comporta diferente en cada persona. Algunas personas sueles perder totalmente el cabello y vellos de todo su cuerpo, otras de forma parcial y otras, no lo pierden, pero si pueden notar un evidente deterioro (resequedad y opacidad).

Los medicamentos utilizados en los tratamientos generalmente son medicamentos con alto grado de toxicidad, necesaria para atacar las células cancerígenas. Lamentablemente, estos medicamentos también atacan, en mayor o menor grado, otras células del cuerpo.

Normalmente, el cabello no suele caerse de inmediato luego de iniciar la Quimioterapia. Generalmente puede iniciar su caída en la primera o segunda semana de tratamiento, a veces, puede demorar más.

De acuerdo a la American Society of Clinical Oncology algunos de los fármacos que aceleran la caída o afinamiento del cabello en el tratamiento de Quimioterapia son: Altretamina (Hexalen),  Carboplatino (Paraplatin), Cisplatino (Platinol), Ciclofosfamida (Neosar), Docetaxel (Taxotere), Doxorrubicina (Adriamycin, Doxil), Epirrubicina (Ellence), Fluorouracilo (5-FU), Gemcitabina (Gemzar), Idarrubicina (Idamycin), Ifosfamida (Ifex), Paclitaxel (marcas múltiples), Vincristina (Marqibo, Vincasar), Vinorelbina (Alocrest, Navelbine).

Por otra parte, el deterioro del manto capilar, el cabello y la caída de este, depende del tratamiento, tu sistema de defensas y los cuidados paliativos que has tenido previamente y durante el tratamiento. Esto no quiere decir que la caída disminuya, pero las reacciones alérgicas o afectaciones colaterales sí.

¿Recuperaré mi cabello?

La alopecia ocasionada por la quimioterapia casi siempre es reversible. No te angusties si compartes el proceso con otra paciente que evidencia una pérdida de cabello más lenta o casi nula, todos los organismos reaccionan diferente, no lo olvides.

Quimioterapia

Finalizada la Quimioterapia, el cabello vuelve a salir a uno o tres meses de finalizado el tratamiento y normaliza su crecimiento entre los 6 a 12 meses próximos.

No te asustes, tu cabello puede crecer diferente, más delgado, más grueso, rizado e incluso, puede presentar alteración de color. Sin embargo, con el tiempo y los cuidados adecuados, el cabello volverá a su estado natural o lo más cercano a ello. La cosmética capilar contribuye a la aceleración de la restauración total de nuestro cabello y cuero cabelludo.  

Actualmente, no existen métodos que hayan demostrado poder prevenir la caída del pelo inducida por quimioterapia.

Radioterapia

Este tratamiento suele afectar solo la zona perimetral a la ubicación del tumor cancerígeno, es decir, cerca de la parte tratada, lo que significa que, si no es cerca de la cabeza, solo perderás por un tiempo algo de vello corporal.

La pérdida de vello o cabello depende de la rudeza y el método del tratamiento aplicado. En este caso, el vello suele aparecer de nuevo luego de algunos meses, pero, si el tratamiento fue muy agresivo, puede que no vuelva a salir.

Cosmética capilar y otros cuidados para enfrentar la caída del cabello

Inexplicablemente nos dejamos afectar por la pérdida de nuestro cabello, más por el que dirán que por lo que puede afectar nuestra salud. Lo primero que debemos hacer es aceptar. Sumado a la aceptación, existen otros factores que podemos aplicar uno a uno. A continuación, te los compartimos:

Cosmética capilar

  • Inmediatamente sepas sobre tu diagnóstico, acude a la cosmética capilar. Lava tu cabello con un champú natural, que no contenga parabenos, sulfatos, sal, colorantes, etc., ya que algunos de estos activos son tóxicos y pueden eliminar los aceites naturales del pelo, provocando deshidratación extrema en el manto capilar.
  • Si decidiste rasurarte, es importante iniciar con el tratamiento e hidratación del manto capilar. El aceite de jojoba o de coco son excelente opción, solo cuida que no sean imitaciones. Solo frótalo generosamente en el cuero cabelludo con suaves masajes con las yemas de tus dedos en las noches antes de dormir.
  • Evita la exposición directa a factores externos como el sol o el frío. Protégete con turbantes oncológicos o pañuelos oncológicos de preferencia, uno que integre en su composición filtro solar UV y que sean elaborados con fibras naturales.

Puedes saber más sobre los turbantes aquí: Turbante oncológico. Elige el ideal

  • Luego de rasurarte, realiza tu ritual de limpieza tanto del cuero cabelludo como del resto del cuerpo con un limpiador sin jabón, conocido comúnmente como Syndet dermolimpiador. Su estructura es a base de agentes naturales que mimetizan el pH de la piel. Los Syndets respetan el manto lipídico de la piel, limpian sin agredir la barrera cutánea, algunos de ellos tienen activos hidratantes, ideales para el cuidado de la piel.
  • Posterior a la limpieza, debes hidratar tres veces al día tu cuero cabelludo y dos veces el resto del cuerpo. Es aconsejable no hacerlo con las cremas tradicionales, ya que estas contienen ingredientes químicos y por su textura, pueden ocasionar picazón y sofocación a la piel. Un emoliente cutáneo es la mejor opción, ya que proporciona una distribución adecuada de agua en la dermis y la epidermis, obteniendo una hidratación más profunda.
  • A la hora de dormir, usa una funda de almohada suave. Existen gorros oncológicos especiales para dormir que en verdad vale la pena usar, ya que evitan la fricción que se ocasiona entre el cuero cabelludo y la almohada que puede ocasionar algunas laceraciones.

Autocuidado

  • Cepilla tu cabello con delicadeza. Usa cepillo de cerda suave o peines de dientes anchos. Esto puede contribuir al retraso en el proceso de caída del cabello.
  • Manifiesta e investiga sobre tus inquietudes.  Sabrás que no eres la única que está atravesando esta batalla, por eso, busca consejería, asesoría, más allá del cuerpo médico que puedan aconsejarte y contarte sus experiencias. Un grupo de apoyo, por ejemplo, conformado por pacientes recién diagnosticadas, sobrevivientes o a veces expertos voluntarios, es una buena opción. Puedes ubicarlos en las redes sociales como, por ejemplo, Valientes contra el cáncer Colombia que está en Facebook.
  • Prepárate y prepara a tu círculo social. Así, ni tú ni tus más allegados sentirán el choque que puede causar un cambio drástico de apariencia. Anímate y enfoca toda tu energía en vencer el cáncer.
  • Cambia de corte. Deja tu cabello lo más corto posible, te adaptarás a la situación venidera con más tranquilidad. Otra opción es rasurarse con antelación. Esto contribuye a la rápida adaptación a los accesorios oncológicos y al previo tratamiento del cuero cabelludo.

Te puede interesar: Cómo cuidar tu piel ante un Tratamiento Oncológico

Cuidados para después del tratamiento oncológico

Como te contamos anteriormente, el cabello nuevo podría crecer con algunas alteraciones en su grosor, textura o color. Puedes seguir estos cuidados durante su recuperación y crecimiento para recuperar su normalidad lo más pronto. No olvides que cuentas con la cosmética capilar.

  • Lava el cabello solo dos veces al día. De preferencia, sigue usando el Syndet para exponer lo menos posible a agentes químicos tu cuero cabelludo y cabello nuevo.
  • Masajea suave y frecuentemente el cuero cabelludo para retirar escamas y piel reseca.
  • Evita amarrarlo muy seguido, jalarlo o peinarlo en exceso. Usa un peine suave o de dientes anchos.
  • Evita la exposición a agentes agresivos como el calor del secador, los químicos de permanentes o tintes. En el caso de los tintes debes esperar al menos durante los tres meses siguientes a la aparición del cabello nuevo. En el caso de los alisados o rizados, es mejor esperar al menos un año antes de someter tu cabello a sustancias químicas pues, este, probablemente ya no es tan resistente a estos cambios.

Como ves, la cosmética capilar es crucial para mantener un estado de confort, bienestar y calidad de vida durante y después del proceso. Es muy importante iniciar el cuidado del cuero cabelludo tan pronto como sea posible luego del diagnóstico.

La protección del manto capilar depende del cabello y con este ausente, comienzan a presentarse problemas de comezón, resequedad y sensación de dolores de cabeza que en realidad es el intenso resentimiento de la piel.

Si sigues al pie de la letra estas sencillas recomendaciones tendrás un cuero cabelludo sano, lo cual ayudará a que tu cabello salga de la mejor manera lo antes posible cuando finalices la quimioterapia.

¿Tienes dudas, necesitas asesoría o simplemente hablar?

Llámanos. 313 2980908

Livit contigo

2 Comentarios

  • SONIA BOLAÑOS

    ,
    4 de noviembre de 2021 @ 11:46 pm

    Cordial saludo.
    Hace dos años, fui diagnosticada de linfoma no Hodgkin. En este momento estoy bien.
    Quiero tintura mi cabello. Por favor necesito que me sugieran que producto puedo utilizar.
    Muchas gracias.
    Mil tel. Es 3137274660

    • Amanda Gonzalez

      ,
      5 de noviembre de 2021 @ 4:13 pm

      Hola Sonia, muy buena tarde. Me alegra mucho la superación de tu diagnóstico. Desafortunadamente, no manejo nada de este tipo de productos, pues soy totalmente negada a productos que tengan químicos. Teniendo en cuenta que ya pasaron dos años de tu diagnóstico, mi recomendación es que busques con calma, tinturas con activos naturales. Discúlpame no poder ayudarte en este caso. Bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *